Uno no deja de sorprenderse… y alegrarse

Este mediodía fui invitado para una Muestra de un Curso de Panadería en las instalaciones del CEDEL.

 Más de 20 jóvenes finalizaron el curso que los habilita para presentarse en el mercado laboral en mejores condiciones.

 Juventud para Cristo y la Universidad del Trabajo lograron un convenio que llevaron a cabo desde junio de 2016 a la fecha.

 Carolina Orrego, la responsable de este curso me decía que fue una muy buena experiencia educativa, que va más allá del conocimiento de la elaboración de alimentos. A través del curso los participantes pueden darse cuenta de la importancia de lograr una mejor alimentación, la cual va a redundar en una mejor salud y por supuesto en una mejor economía. El curso es una herramienta que facilitará el logro de trabajo, pero a quienes lo han terminado les da ese plus que les permitirá aplicar en todos los órdenes de la vida. También se lograron buenos vínculos que seguirán con el tiempo.

Valoraba la red de personas y de organizaciones que hay detrás de todas estas posibilidades, porque cada joven llegó desde diferentes espacios humanos en los que Juventud para Cristo está relacionada.

 También estuvieron presentes jóvenes de la ONG “El abrojo” quienes finalizaban también un curso de SALA BAR. Los dos cursos se realizaron en CEDEL.

Este proyecto está enmarcado en los Programas de Educaciòn y Trabajo que coordinan la Lic. Sandra Costabel y Richard Santo.

image011 image012 image013 image014 image015

Si desea recibir las noticias, eventos y actualizaciones de nuestro sitio web solo debes registrarte

top