UNA EXPERIENCIA QUE SALIÓ “REDONDITA”

Una experiencia que salió “redondita”

Así culmina un informe que nos enviaron el equipo de trabajo que opera en la Planta Géminis.

Como se trata de un programa que cooperamos con el MIDES, éste se encarga de facilitar una salida denominada Turismo Social. Esta vez estuvo dirigida a los trabajadores de la planta Géminis y de otra planta similar que opera en el Cerro de Montevideo. Además de los educadores y técnicos de estos programas se sumaron técnicos del Ministerio de Desarrollo Social.

El viaje estuvo dirigido al balneario Piriápolis, pasando por supuesto por otros balnearios cercanos y recorriendo los atractivos de los mismos. El viaje estuve muy bien pensado. Durante el viaje mismo hubo instancias de recreación que fueron disfrutadas por todos. Compartieron los alimentos en un clima extremadamente festivo. No obstante la variedad de alimentos que hubo el mate fue el elemento central, siempre unificador y acompañando todos los momentos.

La integración de los trabajadores de las plantas fue buena y rápida. Tenían muchos elementos en común y eso fue suficiente como para que el día fuera alegre para todos. La visita el cerro San Antonio fue un momento muy especial. Muchos de ellos era la primera vez que llegaban a un lugar con esas características.

 

 image001

Al medio días se disfrutó de un “espeto corrido” con muy buena aceptación.

A la tarde se puedo recorrer y descansar unos y seguir divirtiéndose otros del predio muy bien cuidado del cerro Pan de Azúcar.

A la vuelta por Piriápolis, se degustó un helado y se emprende el retorno, con una escala en Las Toscas para compartir un alfajor e ir a los servicios higiénicos.

Más allá del itinerario, que era lo previsto, en el informe se destacan tres puntos.

  1.  La alimentación fue un capítulo muy importante para todos, fue motivo de halagos y agradecimientos.
  2. Transporte; se apreció una muy buena  actitud por parte del personal de Turismar en todo momento,  colaborando con el disfrute del recorrido.  Aceptando sugerencias, poniendo música, y sobre todo buena onda.
  3. Relaciones interpersonales: Las mismas, han sobrepasado las expectativas, en todo nivel, desde los equipos de las OSC, los de Mides y los trabajadores. Particularmente con los de planta Géminis, no hubo que observar conductas que otrora nos han dado que hacer. Si bien se vivió un clima de compañerismo, bromas, baile en ocasiones,  esta vez ganó el respeto y la tolerancia, y me gustaría creer que se debe a un proceso que se viene realizando entre todos a lo largo de este tiempo.

Diría que fue una experiencia que salió “redondita”.

 

Damos gracias a Dios por todo lo que está sucediendo en torno a esta experiencia vinculada al Programa de Educación y Trabajo de Juventud para Cristo

Si desea recibir las noticias, eventos y actualizaciones de nuestro sitio web solo debes registrarte

top