Pan y rosas

Lazos en oficinas JPC
Bajo este lema, marcharon en 1908 cerca de 15.000 mujeres en la ciudad de Nueva York, reclamando mayor salario y mejores condiciones de trabajo en las fábricas textiles de la época.
Al año siguiente, un 8 de marzo, morían calcinadas 146 trabajadoras en el encierro, mientras reclamaban terminar con el trato inhumano al que eran sometidas en la textil Cotton.
Hoy, 109 años después, en Uruguay las mujeres siguen siendo trabajadoras con un trato desigual en la mayoría de sus lugares de trabajo, y lo que es peor, en sus hogares.
Juventud para Cristo ve con preocupación y dolor la realidad nacional en materia de violencia de género.
En lo que va del año, 8 personas han perdido la vida por el solo hecho de ser mujer. A esto se suma la violencia diaria que sufren miles de mujeres, manifestada de diversas maneras y en distintos ámbitos de nuestra sociedad.
Por esa razón, JPC saluda a todas las mujeres que luchan día a día por un presente y futuro mejor, así como desea fuerzas a quienes quieren luchar y no han encontrado cómo salir de la situación de desigualdad en la que se encuentran.
Que el día de la mujer nos encuentre generando acciones que transformen nuestro presente en condiciones más dignas de vida, fruto de relaciones de buen trato entre mujeres, hombres, niños, niñas y adolescentes.
Fotos: Sede central, CAIF Libemor, Centro Juvenil Flor de Maroñas, oficinas de Claves y del Programa Educación y Trabajo (PET).

Si desea recibir las noticias, eventos y actualizaciones de nuestro sitio web solo debes registrarte

top