¡METELE GANAS MIJO!

En cada fin de año, suceden cosas en la vida de Juventud para Cristo.

unnamed

El jueves 18, en horas de la mañana, estuve en la Planta Géminis. Para Montevideo, 2014, fue el tema de la basura y de los recicladores. Fueron noticia en muchos momentos. Vaya si habrá cosas para contar. Ya lo han hecho los medios de comunicación. Era toda una aventura facilitar un trabajo más digno para cientos de uruguayos que vivían de la basura. Era la única fuente de trabajo que tenían. Se intentó y se está logrando, gracias al esfuerzo de varios organismos estatales y otros no gubernamentales, como el nuestro. Lo que iban a hacer esa mañana era la presentación de un mural que simbolizaba lo que ellos estaban haciendo. Yo no los conocía. Me encontré con un cuadro humano sorprendente. Mucho compañerismo. Muy buena honda en la relación interna, con capacidad de integrar a “los forasteros” que habíamos llegado “en patota”. Mis tres horas en el lugar fueron de conversación y observación. En un momento hicieron como una obra dramatizada. Los actores estuvieron pendientes de ello todo el tiempo, los compañeros acompañaron con sonrisas, gritos a  lo lejos y los demás acompañamos con buen humor cada instante. En un momento clave de la obra, uno de los actores se desplazaba lentamente hacia el lugar del escenario, cuando escucho un grito que surge muy cerca mío: “Metele ganas mijo!”. Todos reímos y la obra siguió. Después corroboré que esa frase es el lema que a diario se citan a sí mismo cada uno de ellos. Porque cuando uno sale de lo informal y entra a un trabajo estructurado no debe ser fácil. Cuando se acostumbró por años a valerse por sí mismo, establecer pautas para trabajar en equipo no debe ser fácil. Y no sé, creo que podría hacer un largo listado de hechos. Pero, reconozco que estoy a mucha distancia y por más que elabore frases coherentes no voy a poder entender la realidad anterior y la nueva. Pero, sí entiendo ese grito: “Metele ganas mijo!”. Porque muchas veces con otras palabras me lo tuve que decir y se transformó en “combustible” para mi diario andar por la vida. Cuando me fui, me quedé pensando en la tarea que a diario mis compañeros de la ONG, y otros que desde diferentes puntos del departamento están pensando en esa planta. No debe ser fácil, pero todo esfuerzo es posible para lograr una situación de mayor dignidad para todos los involucrados. Hugo Píriz IMG-20141230-WA0034 IMG-20141230-WA0033 IMG-20141230-WA0030 IMG-20141230-WA0029 IMG-20141230-WA0022 IMG-20141230-WA0014 IMG-20141230-WA0002IMG-20141230-WA0015 IMG-20141230-WA0019 IMG-20141230-WA0013 IMG-20141230-WA0010

Si desea recibir las noticias, eventos y actualizaciones de nuestro sitio web solo debes registrarte

top