Lo extraordinario de lo ordinario (1era. parte)

Por Hugo Píriz – Coordinador General de la ONG 

Hoy tenía una reunión de laburo a las 8:30 hrs, por determinadas razones esa reunión me la pasaron para las 15 hrs. Entonces decidí quedarme en casa a enviar unos mail, armar unos informes y dar una vuelta por Facebook. De repente me golpean la puerta, dos trabajadores.
Trabajador- Buenas, acá andamos con el tema de fibra óptica, si no tenes problemas en un rato vamos a conectarte todo para que te quede pronta.
Yo- Dale a full.

10 am, Golpean la puerta.

T- vamos a mirar por donde pasamos la fibra
Y- ok, bárbaro

Allí comienza una charla de corte técnico sobre los dotes de la fibra óptica, los porque y los para que de este invento maravilloso. Sin embargo yo iba a descubrir el sabor de la fibra óptica y que detrás de ella hay personas laburando

Bien empiezan a pasar trabajadores para hacer su tarea y en eso comenzamos a charlar con uno, ya no del cablecito maravilloso, sino de la vida, que saben una cosa, es más maravillosa que el cablecito éste.

Charla va charla viene, por cierto muy buen laburante el pibe. Che vos trabajas en una ONG o algo de eso, me dice. Si, le contesto, a lo que agrego, vos estuviste en un Uruguay Trabaja.
T-Si.
Y-Ah me parecía, te vi cara conocida, no estoy más en Uruguay Trabaja, ahora laburo en otros programas.

El dialogo ahora era como de dos amigos que se reencontraban después de unos años, ahora al trabajo lo amenizaba un mate y las charlas empezaban a ser más que productivas.

(Esta historia continuara….)

Si desea recibir las noticias, eventos y actualizaciones de nuestro sitio web solo debes registrarte

top